El comercio electrónico, o e-commerce, ha continuado con su ascenso durante el recién extinto 2014. Las cifras lo corroboran, con un incremento del 13,4% según datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones. Y es que internet se ha revelado como una herramienta muy útil y poderosa en diversos ámbitos, entre ellos la compraventa. A esto hay que añadir el importante auge de los dispositivos móviles, ya sean teléfonos o tabletas, que facilitan la conexión en cualquier momento y lugar y, por consiguiente, fomentan un consumo más inmediato que se materializa en el comercio electrónico.

ecommerce

Pero, pese a su presente brillante y a un futuro prometedor, los negocios on line deben cuidarse incluso más que los presenciales, ya que la reputación es su principal activo. Por tanto, la estrategia comercial debe basarse en la fidelización de clientes, para lo cual resulta imprescindible dispensar un buen trato al comprador y facilitarle la experiencia virtual, a la que muchos se muestran en un principio reticentes.

Así, según un estudio realizado por el marketplace de Infomejor en el primer semestre de 2014, la atención al cliente es lo más valorado por los consumidores españoles a la hora de realizar una compra on line. De hecho, una de cada cincuenta adquisiciones ha sido realizada tras haber mantenido una conversación previa con alguien de la empresa a través del teléfono, el mail o el chat. Otros de los aspectos más valorados por el consumidor son la rapidez en la entrega del producto y la facilidad a la hora de realizar devoluciones.

Pagos y servicios

Del citado estudio se desprende también que la tarjeta de crédito se consolida como el método de pago más habitual (64,34%), muy por delante de otros sistemas como Paypal o la transferencia bancaria. En cuanto a los productos que se adquieren a través de la red, destacan la tecnología, los videojuegos, los electrodomésticos y todos los artículos relacionados con la moda, ya sea ropa, complementos o calzado, así como relojería, cosmética y artículos para mascotas.

Pero además, internet posibilita la elección de los servicios más adecuados de fontanería, reformas, mudanzas o climatización a través de comparadores virtuales que sirven de refuerzo a los negocios tradicionales. Por ejemplo, a la hora de contratar e instalar un servicio de aire acondicionado Madrid (la provincia con un mayor volumen de compraventa on line), la web de referencia.

Estos nuevos hábitos de los consumidores, que se acrecentarán en 2015, hacen necesaria la adaptación de los comercios no solo al medio virtual, sino muy específicamente al entorno móvil. Y es que las ventas a través de estos dispositivos suponen ya el 33% de todas las transacciones de comercio electrónico, cifra a la que hay que sumar las compras que culminan a través del ordenador pero que comienzan con una serie de consultas previas en el momento en el que surge el capricho o la necesidad. El e-commerce es ya, pues, un fenómeno consolidado que debe tenerse en cuenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation